Manual de convivencia escolar


INTRODUCCIÓN

La educación tiene por propósito fundamental asistir a nuestra infancia y adolescencia en el desarrollo de sus talentos y sus capacidades físicas y mentales hasta el máximo de sus posibilidades, enseñarles el respeto por los derechos humanos, las libertades fundamentales y al mismo tiempo prepararles para asumir una vida responsable y plena. En este marco, los establecimientos educacionales contribuyen significativamente en este proceso de construcción puesto que son espacios privilegiados para que nuestros niños, niñas y jóvenes aprendan a vivir juntos y en cada nivel educativo expresen sus logros hasta alcanzar sus máximas competencias sociales que les permitan convertirse en ciudadanos y ciudadanas.

Ahora bien, el desafío de las comunidades educativas es comprender que la tarea indicada es de todos los integrantes de la comunidad y que cada cual aporta desde sus propias capacidades y voluntades. Estamos inmersos en un contexto en el cual las formas de relacionarse entre pares, con los adultos y la sociedad en general ha cambiado. Hoy en día se manifiestan requerimientos de inmediatez, dejando muchas veces de lado la necesidad de construir de manera conjunta procesos graduales y sostenidos de convivencia, los cuales serán establecidos en este manual donde se asume el requerimiento de entregar lineamientos y protocolos desde una óptica formativa/pedagógica, que tiene por objetivo central regular las relaciones al interior de la comunidad en un marco de sana convivencia y por sobre todo en momentos de crisis y/o requerimientos urgentes de recomponer los lazos de convivencia entre los actores de la comunidad escolar.

El hecho de fortalecer en nuestra escuela el crecimiento de un entorno humano, fraterno y diverso, facilita instancias de aprendizaje con un sentido valórico que estimula la formación de excelencia en las Artes, las Humanidades y la Ciencia, esos son ejes fundamentales en la misión y la visión de nuestra escuela. Nuestro fin es ser un referente social y educativo, cuyo sello distintivo sea la transcendencia en sus actividades culturales y académicas dentro de la comunidad, las cuales son asumidas con un firme sentido valórico.

El Manual propuesto cuenta con un marco jurídico y conceptual, explicita los deberes y responsabilidades de sus actores, muestra la gradualidad del debido proceso pedagógico y por cierto mediante las evidencias del mismo, se fijan las medidas pedagógicas y protocolos de actuación ante comportamientos que constituyen faltas a la buena convivencia escolar, graduándolas de acuerdo a su menor o mayor gravedad.

Nuestro colegio, quiere rescatar en este manual lo expuesto en el Párrafo 2º de la Ley General de Educación, en lo que respecta a los derechos y deberes. Este, en su Artículo 4º, señala que "La educación es un derecho de todas las personas. Corresponde preferentemente a los padres el derecho y el deber de educar a sus hijos; al Estado, el deber de otorgar especial protección al ejercicio de este derecho y, en general, a la comunidad, el deber de contribuir al desarrollo y perfeccionamiento de la educación".

Un aspecto relevante del presente Manual es, basándose en la ley 20.536, dejar establecida la existencia obligatoria del Encargado/a de Convivencia Escolar junto con equipo de convivencia. Para mejor proceder se requiere tener presente la Política Nacional de Convivencia en cuanto a los compromisos de este nuevo rol:

  • Promover la participación de los diferentes estamentos de la comunidad educativa en el Consejo Escolar.
  • Promover el trabajo colaborativo en torno a la C.E. en el Consejo escolar.
  • Disponer la implementación de medidas sobre convivencia escolar que disponga el Consejo Escolar.
  • Elaborar Plan de Acción en función de las indicaciones del Consejo escolar.
  • Coordinar las iniciativas de capacitación para la promoción de la buena convivencia y manejo de situaciones en conflicto, entre los diversos estamentos de la comunidad escolar.
  • Promover el trabajo colaborativo entre los actores de la comunidad educativa en la elaboración, implementación y difusión de políticas de prevención, medidas pedagógicas y disciplinarias que fomenten la buena convivencia.

Este manual respetará y se ajustará las siguientes disposiciones:

a.- Establecer sanciones como la suspensión y/o expulsión de alumnos(as) durante la vigencia del año escolar por razones que se deriven de la situación económica de ellos o de su rendimiento académico (D.F.L. n°2 de 2009, art.11 inc.3° y 4°)

b.- Establecer normas que vulneren alguna de las garantías consagradas en el artículo 19 de la Constitución de la República de Chile.

c.- Normas que impidan o restrinjan el derecho de las alumnas madres o embarazadas a ingresar y/o permanecer en los establecimientos educacionales (D.F.L.n°2 del año 2009, art. 11 inc.3° y 4°)

d.- Normas que impidan o restrinjan la libertad de culto (Decreto Supremo 924 de 1983 y la ley 19.638 sobre la libertad de cultos)

e.- Normas que incorporen o establezcan medidas que puedan afectar la integridad física como psicológica de los alumnos (Circular n°83/2011 de la División de Educación General del MINEDUC)

f.- Normas que restrinjan el ingreso o permanencia de alumnos(as) con problemas de salud como VIH, SIDA y/o epilepsia (Circular 875/1994 del MINEDUC)

g.- Normas que restrinjan el ingreso y/o permanencia de alumnos(as) por su origen racial u/o nacionalidad (Instructivo 07/1008 de 2005 y 1777/2008 de MINEDUC)

h.- Normas que restrinjan o limiten el derecho a constituir los Centros de Padres y Apoderados, Centros de Alumnos y Consejos Escolares o a ser elegido(a) en algún cargo de sus respectivas directivas (D.F.L.n°2 de 2009 en su art. 15 inc. 1°, Decreto 524/1990; Decreto 565/1990; Decreto 24/1995 de MINEDUC)

i.- Exigencia de notas mínimas de permanencia para alumnos(as) entre los niveles de Kinder a 6° básico (D.F.L.n°2, art.11 inc. 5°)

j.- Sanción de no renovación de matrícula para los alumnos de enseñanza básica y/o media de colegios subvencionados por repitencia. Estos alumnos tienen derecho a repetir en un mismo establecimiento una vez en básica y una vez en media. (D.F.L.n°2 art.11 inc.6°)

k.- La suspensión no puede aplicarse por periodos que superen los 5 días hábiles, sin perjuicio que de manera excepcional se pueda prorrogar una vez por igual periodo. Aplicar medidas como suspensiones indefinidas, reducciones de jornada escolar o asistencia solo a rendir evaluaciones, se podrán aplicar solo excepcionalmente si existe un peligro real para la integridad física o psicológica de algún integrante de la comunidad educativa, lo que deberá ser debidamente acreditado. (D.F.L.n°2, art.10 letra a)

l.- Aplicar la condicionalidad de matrícula a los alumnos por el solo hecho de ser alumnos nuevos es una discriminación arbitraria, ya que no tiene fundamento racional que lo justifique. La condicionalidad de matrícula es una medida disciplinaria y por tanto su aplicación debe estar relacionada a hechos o conductas que estén consideradas como faltas en el Reglamento Interno. La condicionalidad de matrícula siempre debe ser revisada al final de cada semestre independiente de la fecha en que se haya aplicado.

m.- Normas que establezcan criterio o trato discriminatorio de carácter arbitrario en relación con los alumnos(as), por algunas de las siguientes razones:

  • Nacionalidad u origen racial
  • Embarazo o maternidad
  • Por origen o situación económica
  • Por razones de salud o NEE
  • Por razones religiosas
  • Por razones políticas
  • Por orientación sexual
  • Por identidad de género, entre otras situaciones

DEBERES Y DERECHOS DE LOS ACTORES EDUCATIVOS

El artículo 10 de la ley general de educación señala expresamente los deberes y derechos de cada uno de los integrantes de la comunidad escolar. Todos los integrantes de la comunidad educativa deberán promover y asegurar una sana convivencia escolar y realizar sus actividades bajo las máximas del respeto mutuo y la tolerancia.

Los miembros de la comunidad educativa tienen derecho a desarrollarse en un ambiente sano y a recibir la formación integral necesaria para construirlo. En caso de que dicho ambiente no se cumpla o se vea afectado, sus integrantes tendrán derecho a denunciar, reclamar, ser oídos y exigir que sus demandas sean atendidas en resguardo de sus derechos.

A su vez, están obligados a colaborar en el tratamiento oportuno de situaciones de conflicto o maltrato entre cualquiera de los integrantes de la comunidad educativa y en el esclarecimiento de los hechos denunciados.El/la directora/a, docentes directivos, profesores, asistentes de la educación deben denunciar cualquier acción u omisión que revista caracteres de delito y que afecte a un miembro de la comunidad educativa, tales como lesiones, amenazas, robos, hurtos, abusos sexuales, porte o tenencia ilegal de armas, tráfico de sustancias ilícitas u otros. Se deberá denunciar ante Carabineros de Chile, la Policía de Investigaciones, las fiscalías del Ministerio Público o los tribunales competentes, dentro del plazo de 24 horas desde que se tome conocimiento del hecho, sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos 175 letra e) y 176 del Código Procesal Penal. 

POLITICAS DE PREVENCION

TRABAJO DE AULA.

Indudablemente el aula de clases es el espacio fundamental del quehacer educativo. Es en este espacio, donde se estructura todas las dinámicas que dan vida al clima afectivo de aula. Ahora bien, el clima de aula, no es de por sí un clima favorecedor del aprendizaje, para que esto ocurra, debe existir una atmósfera en la cual se genere un espacio de respeto mutuo, en que se perciba apoyo y solidaridad, con un importante nivel de participación que favorezca la identificación del estudiante hacia su "sala de clases" (Ascorra, Arias y Gra, 2003). Cabe agregar, que esta variable, es la más preponderante al momento de explicar por qué un curso, logra mejores aprendizajes que otros (Casassus, 2003). Es por esto, que se hace fundamental, contar con acciones específicas:

1.- CONOCER AL ESTUDIANTE.

  • Efectuar un cuestionario de intereses, comenzando el año escolar o el semestre.
  • Conversación entre profesores, intercambiando información relevante al respecto.
  • Realizar autorretratos.
  • Analizar estilos musicales de su preferencia.
  • Expresar a través del cuerpo una fotografía actualizada de su vida.
  • Realizar líneas de tiempo relacionadas con su desarrollo.
  • Entrevistas con apoderados a inicio de año
  • Generar instancias de diálogos entre los alumnos/as
  • Establecer el plan anual de trabajo valórico y difundirlo.

2.- RUTINAS.

Las rutinas son pequeños hábitos que permiten orientar la conducta de los estudiantes y que les permite manejarse conductualmente, requiere de la perseverancia y sistematicidad de los docentes para efectuarlo (Fernández, 2009). Ahora bien, para evitar que se conviertan en acciones mecánicas, y para que sean efectivas, se debe reflexionar con los estudiantes en relación a:

1.- Saber qué hacer y cómo hacerlo

2.- Tener claro la utilidad

3.- Evaluar en qué ha ayudado.

  • Formarse al ingresar a la sala de clases.
  • Establecer grupos de alumnos/as que colaboren con el orden y el aseo de las salas, con recambio semanal.
  • Apagar los celulares y/o dispositivos electrónicos al inicio de la clase.

3.- CONSENSO DE NORMAS DE SALA DE CLASES.

  • Construcción de normas claras y observables elaboradas por los propios alumnos/as, con ayuda de su profesor jefe o de asignatura.
  • Elaboración de una tabla con dichas normas, las cuales serán evaluadas por los profesores al término de cada clase. Hacer que estas se cumplan.
  • Mantener estas normas de manera explícita y a la vista en algún lugar de la sala.

4.- RECREOS

  • SISTEMA DE TURNOS TERRITORIALES

Sistemas de turnos mixtos de directivos y asistentes de la educación, que tengan como propósito el mantener presencia constante en aquellos lugares que pueden ser identificados propicios para los conflictos señalados. Estos turnos serán constantes y registrados, de manera de evitar malos entendidos entre quienes conforman los equipos.

5.- COMUNICACIÓN FAMILIA - DOCENTE.

  • REUNIONES MENSUALES DE APODERADOS.
  • CONSIDERAR INTERESES DE APODERADOS; ESCUELA PARA PADRES Generar un espacio en la reunión de apoderados que permita conocer que temáticas son de interés de las y los apoderados de cada curso. De manera que la temática considerada en la tabla sea de interés del apoderado.
  • Generar cuadros de honor por curso y como escuela destacando a los estudiantes más sobresalientes por convivencia, conducta y rendimiento en plan común y áreas artísticas, 2 veces al semestre.
  • Tratar las problemáticas individuales de cada estudiante en las citaciones particulares de apoderados, derivando a los profesionales correspondientes, dependiendo del caso.
  • Inspectores asignados por niveles recogen información sobre la asistencia e inasistencia de los apoderados a reuniones y hacen llamados.
  • Derivación a equipo de convivencia casos de apoderados que no asisten a reuniones de apoderados.
  • Cambio de apoderado a la tercera inasistencia, informándose en la primera reunión la medida.

6.- Atrasos.

1. Los estudiantes deben asistir regular y puntualmente a clases de acuerdo al horario establecido para el inicio de la jornada y de cada clase en particular.

2. De ocurrir el atraso, en ningún caso podrá tener como consecuencia el ser devuelto al hogar una vez ingresado al establecimiento.

3. Los estudiantes atrasados serán registrados en inspectoría.

4. Al tercer atraso de un alumno/a se hará citación de apoderado/a, 6 atrasos es una suspensión, 9 atrasos condicionalidad.

5. Los estudiantes que vengan atrasados deberán presentarse el mismo día o al día siguiente con su apoderado para justificar, en caso contrario se aceptarán llamadas telefónicas, haciendo a su vez una contra llamada de parte de la escuela para verificar los datos.

6. De no ocurrir ninguna justificación a atrasos recurrentes será derivado a equipo de convivencia para realizar visita domiciliaria.

7. Los estudiantes que viven fuera de la ciudad de Ovalle tienen la posibilidad de llegar con 15 minutos de retraso una vez iniciada la jornada previo análisis de la situación de cada alumno por inspectoría general.

8. Inspectores tomarán en el ingreso el control de los estudiantes atrasados.

7.- Relaciones afectivas

Todos los miembros de la comunidad educativa, independiente de su estamento, edad o género, establecen relaciones afectivas de amistad, compañerismo, "pololeo", relación amorosa formal o informal. Estas manifestaciones afectivas deben respetar los límites de aquello que puede ser realizado en un ámbito público.

Serán sancionados con citación de apoderados por parte de inspectoría y derivados a equipo de convivencia escolar los estudiantes que se sorprendan besándose o acariciándose dentro del establecimiento.

8.- Uniforme escolar y estética personal

Vestir el uniforme oficial de la escuela, cuidando su higiene y orden en su presentación personal.

Uniforme damas: Falda cuadrillé verde (máximo dos dedos sobre la rodilla), polera de la escuela (gris con cuello verde) manga corta o larga con la insignia del colegio bléiser azul marino, medias verdes, zapatos negros, cabello debidamente tomado sin peinados, cortes ni tinturas extravagantes, aros sobrios, uñas cortas sin pintar, sin maquillaje. En invierno pantalón de género cuadrillé verde. (Desde Junio a Agosto)

Uniforme Varones: Pantalón gris, polera de la escuela (gris con cuello verde) manga corta o larga con la insignia del colegio bléiser azul marino, vestón azul marino (con insignia de la escuela en el lado izquierdo), zapatos negros (sobrios y lustrados), cabello corto sin peinados, cortes ni tinturas extravagantes.

El buzo del establecimiento es de uso exclusivo de la clase de educación física, teatro o danza y eventualmente de alguna actividad extra programática. La ropa deportiva consiste en buzo institucional, polera gris con insignia y zapatillas de diseño y color sobrio.

SE PERMITIRÁN PARKAS, CHAQUETAS, CHALECOS, BUFANDAS, GUANTES Y GORROS en los días normales la ropa extra al uniforme debe ser de color verde institucional, azul marino y/o negro.

No se permiten elementos adheridos como piercing o expansiones. Además de estar debidamente afeitados los varones.

EN CUANTO A LA PRESENTACIÓN PERSONAL Y LAS NORMAS EN EDUCACIÓN FÍSICA.

Los alumnos/as del Colegio de Artes Eliseo Videla Jorquera deberán presentarse a la clase de educación física con el buzo institucional, que consiste en buzo pantalón largo, short o calzas deportivas verdes y polera de la escuela gris con cuello redondo. En caso de no contar con algunas de estas prendas deberán usar ropa de gimnasia alternativa de color gris, las cuales sólo deberán ser puestas para la hora de la clase y debidamente justificada por el apoderado/a.

Desde 5° básico a 4° medio es obligatorio el uso de duchas siempre y cuando las duchas cuenten con cortinas. De la misma manera se requisarán celulares y todo tipo de equipo electrónico que pueda tener cámara y sirva para hacer registros fotográficos o videos, estos equipos mientras los alumnos/as se encuentren en los camarines quedarán en una caja resguardada por profesor/a encargado/a hasta que los alumnos/as se hayan retirado de ese sector, esta medida tiene como fin cuidar la integridad de todo nuestros estudiantes. En caso de que el estudiante se niegue a cumplir con lo acá dispuesto y más aún si infringe la privacidad de sus compañeros tomando registro visual de alguno de ellos será derivado a inspectoría, quien a su vez entregará el caso a el equipo de convivencia escolar y posteriormente se aplicarán las sanciones y derivaciones pertinentes, que pueden ir desde un registro en su hoja de vida con llamada a apoderado hasta poner en disposición para intervención de equipo social de DEM y tribunales.

No se prohibirá el ingreso de los estudiantes a clases por no presentarse con su uniforme completo, ni tampoco sin su indumentaria deportiva completa.

9.- Retiro de estudiantes

Los alumnos serán retirados SIEMPRE por su apoderado, apoderado suplente o adulto responsable con poder por escrito por parte del apoderado titular y entregado en inspectoría, la cual ratificará la autorización a través de llamado telefónico, posteriormente será anotado en el libro de registro de salida de la escuela, donde deben incorporar sus datos.

Si algún miembro de la familia o cercano presenta una medida de alejamiento del estudiante, esta información deberá ser comunicada y entregada con documento legal por el apoderado a la brevedad en inspectoría general.

Los estudiantes no pueden ser retirados durante el momento en que está siendo evaluado a menos que se acredite con antelación la programación de dicha atención médica. Ni tampoco antes de las evaluaciones, sin previa notificación escrita. Para estas comunicaciones se utilizará la agenda estudiantil.

10.- Actos cívicos o ceremonias

Se entenderá por acto cívico o ceremonia, la actividad cuyo objetivo es conmemorar o celebrar alguna fecha, desarrollar una temática de interés para la comunidad o el reconocimiento de logros y resultados de algún miembro de la comunidad educativa. Estos eventos son expresión de los intereses y necesidades de todos los miembros de la comunidad por lo cual requiere la participación de toda la comunidad educativa. Deben ser instancias de participación e inclusión de las distintas visiones culturales que coexisten en la escuela.

  • Se desarrollarán actos semanales considerando las efemérides más cercanas y mensajes de convivencia escolar.
  • Graduación de 4° medio a lo que se debe asistir con tenida formal.
  • Conciertos de Agrupaciones Musicales.
  • Muestras de Artes Escénicas.
  • Inauguraciones de exposiciones o instalaciones de Artes Visuales.
  • Acto de aniversario.

11.- salidas pedagógicas

Cada curso podrá organizar paseos y/o salidas pedagógicas del establecimiento, las que consisten en:

Salidas pedagógicas: actividades de aprendizajes desarrolladas fuera del establecimiento que se vinculan directamente con el desarrollo de una o varias asignaturas. Se desarrollan en horario de clases y deben contar siempre con la supervisión del docente de la asignatura respectiva.

Elementos a considerar:

-Requisitos y procedimiento para realizar esta actividad: con la Dirección, tiempo con que se deben solicitar la autorización, con los apoderados, autorizaciones firmadas, profesor responsable y/o a cargo, movilización, documentación del vehículo, planificación, evaluación, entre otros.

Las salidas pedagógicas dentro del radio urbano deberán ser registradas en el libro de salida e indicadas en la planificación de la asignatura.

En el caso de salidas de agrupaciones, ya sea: orquestas, bandas, agrupaciones de danzas, de teatro etc, fuera del radio urbano de la ciudad de Ovalle por alumnos que a partir del mes de Septiembre ya se visualice una posible repitencia del año escolar, sea por calificaciones y/o inasistencias, o aquellos alumnos con problemas de disciplina, deberá realizarse un consejo con todos los profesores que le hagan clases en donde el 60% del total de docentes aprueben la salida del alumno. Si dicha salida es autorizada ésta deberá ser refrendada por el equipo de gestión. Una vez realizado lo anterior se citará al apoderado del (los) alumno (s) para comunicarle la decisión y tome conocimiento de la situación académica.

12.- Transporte escolar

Se considerará transporte escolar al servicio de traslado de estudiantes entre sus hogares y el establecimiento, que cumpla con la normativa vigente del Ministerio de Transporte y Telecomunicaciones.

Se tendrá en Inspectoría General de Básica el registro actualizado de las personas que desarrollan el servicio de transporte escolar de estudiantes, que contenga el nombre del transportista y del asistente, cédula de identidad, teléfono celular, fecha de vencimiento de la licencia de conducir, patente del vehículo y fecha de revisión técnica respectiva.

Pre básica contará con una salida especial, diferente al resto del alumnado.

Ante cualquier dificultad o accidentes acontecidos durante el trayecto entre el hogar y la escuela, conllevará que el transportista deberá informar a la Inspectoría General o Dirección, a los apoderados de los estudiantes trasladados, y si fuese necesario a carabinero u otro servicio de urgencia.

Inspectoría General informará de estas medidas a los transportistas escolares

Explicitar que el contrato de servicios entre el apoderado y el transportista escolar constituye un acto comercial privado, en el cual el establecimiento no se hace parte.

13.- Inclusión de personas con NEE

La escuela como un ambiente que promueve una educación integral en la personas, según la LGE en su Artículo 2º señala que "La educación es el proceso de aprendizaje permanente que abarca las distintas etapas de la vida de las personas y que tiene como finalidad alcanzar su desarrollo espiritual, ético, moral, afectivo, intelectual, artístico y físico, mediante la transmisión y el cultivo de valores, conocimientos y destrezas. Se enmarca en el respeto y valoración de los derechos humanos y de las libertades fundamentales, de la diversidad multicultural y de la paz, y de nuestra identidad nacional, capacitando a las personas para conducir su vida en forma plena, para convivir y participar en forma responsable, tolerante, solidaria, democrática y activa en la comunidad, y para trabajar y contribuir al desarrollo del país", no mandata a implementar estrategias que apunten a una escuela inclusiva, diversa y promotora de la sana convivencia escolar.

• La educación inclusiva implica procesos para aumentar la participación de los estudiantes y la reducción de su exclusión, en la cultura, los currículos y las comunidades de las escuelas locales.

• La inclusión implica reestructurar la cultura, las políticas y las prácticas de los centros educativos para que puedan atender a la diversidad del alumnado de su localidad.

• La inclusión se refiere al aprendizaje y la participación de todos los estudiantes con riesgo a ser sujetos de exclusión, no sólo aquellos con deficiencias o etiquetados como con Necesidades Educativas Especiales.

• La inclusión se refiere a la mejora de las escuelas tanto para el personal docente como para el alumnado.

• La preocupación por superar las barreras para el acceso y la participación del alumno en particular puede servir para revelar las limitaciones más generales de la escuela a la hora de atender a la diversidad del alumnado.

• Todos los estudiantes tienen derecho a una educación en su localidad.

• La diversidad no se percibe como un problema a resolver, sino como una riqueza para apoyar el aprendizaje de todos.

• La inclusión se refiere al esfuerzo mutuo de las relaciones entre los centros escolares y sus comunidades.

• La educación inclusiva es un aspecto de la sociedad inclusiva.

En el colegio de Artes Eliseo Videla Jorquera está funcionando proyecto en Déficit Auditivo y el Programa de Integración Escolar, para lo cual se cuenta con profesionales especializados: psicólogo, sicopedagogos, fonoaudiólogo, educadores diferenciales y un facilitador en lenguaje de señas, que trabajan con los estudiantes en su proceso de aprendizaje.

14.- ESCUELAS EFECTIVAS

La experiencia muestra que las escuelas que consiguen buenos resultados con todos sus alumnos se caracterizan por:

• Actitudes de aceptación y valoración de la diversidad por parte de la comunidad educativa

• Proyecto educativo institucional que contemple la atención a la diversidad.

• Liderazgo y compromiso por parte del equipo directivo de la escuela para favorecer el aprendizaje y la participación de todos los alumnos y alumnas.

• Trabajo conjunto y coordinado del equipo docente que permita unificar criterios, adoptar un marco conceptual compartido y colaborar en torno a objetivos comunes.

• Nivel adecuado de formación de los docentes en materia de necesidades educativas especiales y estrategias de respuesta a la diversidad.

• Desarrollo de un currículum lo más amplio, equilibrado y diversificado posible, susceptible de ser adaptado a las necesidades individuales y socioculturales del alumnado.

• Estilo de enseñanza abierto y flexible, basado en metodologías activas y variadas que permitan personalizar los contenidos de aprendizaje y promuevan el mayor grado posible de interacción y participación de todos los alumnos y alumnas.

• Criterios y procedimientos flexibles de evaluación y promoción.

• Desarrollo de una cultura de apoyo y colaboración entre padres, docentes y alumnos.

• Participación activa y comprometida de los Padres de Familia.

• Disponibilidad de servicios continuos de apoyo y asesoramiento orientados a los docentes, los alumnos(as) y los padres.

• Relaciones de colaboración e intercambio con otras escuelas comunes de la comunidad y con escuelas especiales.

• Apertura y relación de colaboración con otros sectores de la comunidad.

Ofrecer una educación que garantice la participación y aprendizajes de calidad para todos los alumnos no sólo exige que las escuelas se desarrollen y progresen globalmente en la dirección de las condiciones antes señaladas. Es imprescindible que dicho proceso de mejora, se traduzca en cambios concretos en las formas de llevar a cabo el proceso de enseñanza y aprendizaje en el aula.

Elementos a considerar:

-Las clases responden a la diversidad de necesidades, intereses y estilos de aprendizaje de los alumnos.

-Los contenidos y actividades de aprendizaje, son accesibles para todos los alumnos.

-Se intencionan actividades que promueven la comprensión, la aceptación y valoración de las diferencias.

-Se promueve la participación activa y responsable de los alumnos en su aprendizaje.

-Las actividades favorecen el aprendizaje cooperativo entre los alumnos.

-La evaluación estimula los logros de todos los alumnos.

-La disciplina en el aula se basa en el respeto mutuo.

-La planificación, desarrollo y revisión de la enseñanza se realiza en forma colaborativa.

-Los profesores favorecen la participación y proporcionan apoyo al aprendizaje de todos los alumnos.

-Los profesionales de apoyo facilitan el aprendizaje y la participación de todos los alumnos.

-Las tareas y trabajos para el hogar contribuyen al aprendizaje de todos los alumnos.

-Todos los alumnos participan de las actividades que se realizan fuera del aula.

-Considerar a los PIEs como una herramienta para mejorar las relaciones interpersonales y clima de convivencia escolar en la comunidad educativa, forma parte del Proyecto Educativo Institucional (PEI) y del Plan Anual de Desarrollo Educativo Municipal (PADEM). Debe articularse como una de las acciones del Plan de Mejoramiento Educativo en el marco de la subvención de educación preferencial (SEP), así también, estar alineado con los distintos programas en ejecución en el establecimiento, el Reglamento de Evaluación y Manual de Convivencia.

-De acuerdo a la Ley de Integración de Personas con Discapacidad, el establecimiento realizará las adecuaciones necesarias en cuanto a infraestructura (baños, accesos, pasamanos, etc), currículum (planificación diversificada), metodologías, evaluaciones, etc.

15.- Ley de responsabilidad penal juvenil

Mediante la Ley de Responsabilidad Penal Adolescente (Nº 20.084), Chile creó un sistema especial para conocer, juzgar y sancionar las infracciones a la ley penal cometidas por "adolescentes", definidos en la Ley como personas mayores de 14 y menores de 18 años. Con ello se hace un reconocimiento pleno de la capacidad del adolescente y se busca que éste se haga responsable por sus actos, en el contexto de un sistema especial que reconoce las particularidades que tiene esta etapa del desarrollo. Por eso hoy, cuando un adolescente es acusado de haber cometido un delito, la investigación de los hechos y la determinación de la sanción se realiza en el marco de un sistema distinto al de los adultos, que toma en cuenta las especiales necesidades y derechos de los adolescentes. En este contexto, las sanciones que se imponen deben tener como finalidad la reinserción social de quien ha cometido el delito.

La nueva Ley de Responsabilidad Penal de Adolescentes (LRPA) norma los siguientes aspectos:

• La responsabilidad penal por los delitos que cometan.

• El procedimiento para la averiguación y el establecimiento de la responsabilidad penal.

• La forma de determinar las sanciones aplicables.

• La ejecución práctica de las sanciones.

La LRPA señala expresamente que en su aplicación "las autoridades tendrán en consideración todos los derechos y garantías que les son reconocidos en la Constitución, en las leyes, en la Convención sobre los Derechos del Niño y en los demás instrumentos internacionales ratificados por Chile y que se encuentren vigentes" (artículo 2°).

Para esta ley son "adolescentes" todas las personas que ya han cumplido 14 años y hasta que cumplan 18. Como se trata de una ley penal, se atiende al momento en que se da comienzo a la ejecución de un delito. Esto tiene dos consecuencias:

• Si la ejecución del delito comienza antes de que la persona tenga 14 años, entonces no sería aplicable este sistema y la persona queda en la misma situación que los menores de 14 años acusados de cometer delitos, es decir, que por tratarse de "inimputables", tan sólo se le podrían aplicar "medidas de protección" en el Tribunal de Familia.

• Si el delito se comienza a ejecutar por un adolescente, pero al momento en que se termine de ejecutar (o sea, cuando el delito queda "consumado") ya cumplió 18 años de edad, entonces se le aplica el sistema penal de adultos.

Las principales faltas que menciona el artículo 1 de la LRPA son:

•Desórdenes en espectáculos públicos.

•Hurto de menos de media Unidad Tributaria Mensual, que es conocido como "hurto-falta" (en enero del 2009 esta Unidad, fijada mensualmente por el Instituto Nacional de Estadísticas, equivale a 37.614 pesos).

• Algunas figuras asociadas al delito de incendio.

• Arrojar piedras u otros objetos en parajes públicos.

• Amenazas con arma blanca o de fuego o exhibir esas armas en una riña.

• Lesiones leves.

•Ocultar la identidad frente a la autoridad.

Además, entran al sistema penal adolescente las faltas señaladas en la Ley de Drogas (Ley Nº 20.000). Estas consisten básicamente en el consumo de drogas en lugares públicos o abiertos al público, establecimientos educacionales o de capacitación, lugares de detención o recintos militares o policiales.

Al respecto se debe tener presente que el director, inspector y docentes tienen el deber de denunciar cualquier acción que revista carácter de delito que afecte a cualquier miembro de la comunidad, ello implica tanto las faltas y delitos cometidos dentro del establecimiento, como aquellos que ocurran fuera de él y que afecte a los y las estudiantes. Cuanta es la jurisdicción del establecimiento.

Se realizarán charlas a estudiantes y apoderados, durante el año, con redes de apoyo, a cargo de equipo de convivencia escolar.

16.- PERIODICIDAD DE REVISION DE REGLAMENTO Y SUS RESPONSABLES.

El presente manual de convivencia será revisado una vez al semestre por el consejo escolar, siendo el encargado de convivencia escolar el responsable de hacer que esto se efectúe.

Luego será derivada al personal que corresponda en los horarios establecidos por el establecimiento. La persona debe redactar de manera escrita la situación en el libro de Felicitaciones, reclamos y/o sugerencias. Con firma de apoderado(a)

17.- Protocolo de actuación ante Felicitación, sugerencias, denuncias y/o reclamos

EQUIPO DE CONVIVENCIA ESCOLAR

El Colegio de Artes Eliseo Videla Jorquera cuenta con un equipo de convivencia escolar, ésta es un área que realiza sus funciones bajo la acción de la Ley SEP. Es una entidad dependiente de Orientación y está compuesta por el Orientador, Sicólogo y Asistente Social.

OBJETIVO GENERAL.

Favorecer el adecuado desarrollo de los integrantes de la comunidad educativa, desde un enfoque sistémico, para la construcción conjunta de una sana convivencia escolar.

Orientación, Encargado/a de Convivencia Escolar:

Perfil: El Orientador/a debe ser una persona empática, tolerante, no discriminador/a y no violento/a. Debe poseer el título de pedagogía y el pos grado o Magister en educación con especialización en Orientación Educacional y Relaciones Humanas.

Funciones:

  • Conducir y liderar la gestión escolar en materia de convivencia escolar.
  • Liderar y coordinar el trabajo del equipo de convivencia escolar.
  • Asumir tareas relacionadas con el bienestar del estudiante.
  • Responsabilizarse por las funciones que abarca el equipo de convivencia escolar y las tareas que se deben cumplir.
  • Coordinar de manera sistemática y permanente con los demás equipos de gestión educacional, con el objetivo de conocer, informar y orientar sobre aquellas problemáticas sociales que interfieren en el proceso educativo, estableciendo criterios de intervención con los otros integrantes del equipo.
  • Orientar el trabajo de docentes, funcionarios y directivos en pro del proyecto educativo de la escuela.
  • Promover y dar a conocer a la comunidad educativa el Proyecto Educativo Institucional.
  • Colaborar con los programas de JUNAEB dentro de la escuela.
  • Orientar a estudiantes y padres para el cumplimiento de las buenas relaciones humanas dentro del establecimiento y en las tareas fueras de él que tengan relación con las actividades educativas.
  • Acompañar a los estudiantes terminales de enseñanza media en el proceso de postulación a educación superior
  • Realizar derivaciones de estudiantes a las instituciones o personal competente para el tratamiento de cada caso.
  • Realizar mediación en los casos que competan y que tengan relación directa con el bienestar de los estudiantes.
  • Orientar vocacionalmente a los alumnos del establecimiento.

Psicólogo/a:

Perfil: Debe poseer el título de psicología. El psicólogo/a debe poseer un alto sentido de colaboración, con características personales como empatía y dominio personal. Su labor consiste en promover y mejorar a través de la intervención psicosocial las condiciones escolares favorables para el adecuado desarrollo integral escolar de los y las estudiantes.

Funciones:

  • Implementar estrategias en el estamento estudiantil, que permita el desarrollo de los estudiantes, para un proceso educativo adecuado, a nivel grupal e individual.
  • Generar instancias donde se implementen estrategias para las y los apoderados, que permita orientarlos/as para el adecuado funcionamiento de sus roles parentales que contribuyan al desarrollo positivo de las y los estudiantes, tanto dentro del ámbito escolar como en sus hogares.
  • Apoyar colaborativamente, desde la perspectiva sicológica a las y los directivos, docentes y asistentes de la educación, que les permita potenciar sus habilidades y obtener herramientas para la pertinente intervención en el acompañamiento del proceso de aprendizaje de las y los estudiantes, favoreciendo y/o fortaleciendo el proceso de vinculación afectiva con los estudiantes.
  • Dentro del marco escolar y en sus funciones como sicólogo educacional, estar a disposición para entregar procedimientos y estructuras organizacionales cuando se requiera.
  • Promover la integración socio-escolar de los niños que tienen dificultades de adaptación en el contexto educativo por circunstancias personales, familiares o sociales, otorgando derivaciones a la institución competente, tomando en consideración el nivel del estudiante, así como también la problemática que lo aqueja.
  • Sensibilizar a la comunidad educativa (docentes, estudiantes, apoderados, pares), en relación a contextos multifactoriales, fomentando y fortaleciendo las relaciones interpersonales, con el objetivo de trabajar valores como el respeto mutuo, tolerancia, empatía, aceptación, etc.
  • Generar instancias de trabajo enfocadas a la promoción y prevención de conductas de riesgo, para apoderados y estudiantes, de acuerdo al ciclo básico y medio.

Asistente social:

Perfil: Debe poseer el título de Asistente Social. Debe ser una persona receptiva, empática y comunicativa. Su labor consiste en promover y mejorar a través de la intervención social las condiciones escolares favorables para el adecuado desarrollo integral escolar de los y las estudiantes de manera de asegurar su permanencia en el establecimiento.

Funciones:

  • Monitorear la asistencia de los y las estudiantes, especialmente de aquellos en situación de mayor vulnerabilidad de modo de detectar y abordar precozmente problemas de ausentismo y riesgo de deserción escolar.
  • Coordina y vincula a los y las estudiantes y sus familias a las redes de apoyo local, Aportando en la temática social.
  • Fortalecer las relaciones entre el medio escolar, familiar y comunitario.
  • Efectuar visitas domiciliarias a estudiantes que presentan problemas sociales, familiares, deserción escolar, inasistencias reiteradas a clases u otras problemáticas asociadas, a modo de definir un plan de intervención.
  • Llevar registro actualizado de estudiantes Padres, Madres y Embarazadas estudiantes del establecimiento.
  • Cooperar en el trabajo de registro de encuestas y derivaciones de salud de los programas de JUNAEB.
  • Cooperar con llenado de datos de los estudiantes en las páginas web que correspondan, en las áreas de Chile Solidario, entrega de útiles escolares, pro - retención e IVE.
  • Promover Becas para estudiantes de enseñanza básica y media.
  • Cooperar en la completación de fichas sociales de los estudiantes en la plataforma Sineduc.

COMPORTAMIENTOS QUE VULNERAN LAS NORMAS DE CONVIVENCIA ESCOLAR

La ley señala que: "Que todo establecimiento cuente con un reglamento interno que rija las relaciones entre el establecimiento, los alumnos y los padres y apoderados. Dicho reglamento debe señalar: las normas de convivencia en el establecimiento, las sanciones y reconocimiento que origina su infracción o destacado cumplimiento, los procedimientos por los cuales se determinarán las conductas que las ameritan y las instancias de revisión correspondiente. Solo podrán aplicarse sanciones o medidas disciplinarias contenidas en el reglamento interno" (Normativa que regula los reglamentos internos de los establecimientos educacionales. Modificaciones incorporadas en la Ley 19.979 de 2004. DFL-2 de 1998: Sobre subvención del estado a establecimientos educacionales, Articulo 6, letra d. www.convivenciaescolar.cl).

En el diario proceso de cada una de las escuelas pueden surgir problemas de convivencia o de violencia que afecten las relaciones interpersonales y el clima escolar. Nuestro desafío es abordarlos formativamente, viéndolos como una oportunidad de generar aprendizajes, más que aplicar sanciones o castigos. Las sanciones deben ser reguladas de acuerdo a su gravedad, etapa de ciclo evolutivo y características del estudiante, a su vez, se debe garantizar el justo procedimiento a cada uno de los estudiantes.

El nivel de responsabilidad que cada persona tiene sobre sus acciones varía de acuerdo a la edad, el rol y la jerarquía de los involucrados. Y además es necesario conocer el contexto, la motivación y los intereses que rodean la aparición de la falta. Cuando las sanciones son aplicadas sin considerar el contexto, se arriesga actuar con rigidez y arbitrariedad (Orientaciones para la elaboración y actualización del reglamento de convivencia, Pág. 16. www.convivenciaescolar.cl). En trabajo realizado con nuestros estudiantes ellos propusieron el nivel de corte para sanciones estipuladas en este manual desde 5° básico. Desde 4° básico a pre kínder las sanciones serán evaluadas por los departamentos de Inspectoría General básica con ayuda de Orientación cuando lo requieran.

La Tabla de Criterio de Gradualidad, necesita contar con los siguientes componentes:

Falta: Actitudes y comportamientos que alteren la convivencia dentro de la escuela.

Gradualidad: Para evaluar adecuadamente una falta, es necesario que la comunidad educativa defina criterios, que permitan establecer si se trata de:

  • Falta Leve: Actitudes y comportamientos que alteren la convivencia dentro de la escuela, pero que no involucren daño físico y psicológico a otros miembros de la comunidad.
  • Falta Grave: Actitudes y comportamientos que atenten contra la integridad psicológica de otro miembro de la comunidad educativa y del bien común, así como las acciones deshonestas que afecten la convivencia.
  • Falta Gravísima: Actitudes y comportamientos que atenten contra la integridad física y psicológica de otro miembro de la comunidad educativa, agresiones sostenidas en el tiempo, conductas tipificadas como delito.

"Las faltas que tienen carácter de delito deben ser denunciadas dentro de un margen de 24 horas desde que se toma conocimiento de este, de acuerdo a lo establecido en los artículos 175° y 176° del código procesal penal. Figuran lesiones, robos, hurtos, amenazas, porte y tenencia ilegal de armas, tráfico de drogas, abuso sexual, y así como explotación sexual, maltrato, explotación laboral y otros que afecten a los estudiantes3" (Orientaciones para la elaboración y actualización del reglamento de convivencia, Pág. 21. www.convivenciaescolar.cl).

Debido proceso: Establecer el derecho a todos los involucrados a:

I. Que sean escuchados

II. Que sus argumentos sean considerados

III. Que se presuma su inocencia

IV. Que se reconozca su derecho a apelación.

Cuando el alumno es derivado, para la realización de un proceso, a alguno de los docentes o docentes directivos que trabajen en la escuela, este debe realizar un plan remedial (Objetivos y acciones a tratar) con la finalidad de contribuir en el proceso de cambio en el niño.

Este plan remedial debe contar con un tiempo mínimo de duración de dos meses. Siendo de vital importancia que este plan tenga una mirada sistémica e integradora, generando objetivos de trabajo tanto para el niño, como para la familia y como para el sistema educativo.

Además cabe señalar que el debido proceso es extensible a periodos de atención con psicológicos, neurológicos, psiquiatras, etc, en los cuales el sistema educacional debe contener al alumno con la finalidad de entregarle un ambiente acogedor y empático. Cabe señalar que estos procesos no son causales de suspensión y expulsión.

Medida reparatoria: Consideran gestos y acciones que un agresor puede tener con la persona agredida y que acompañan el reconocimiento de haber infringido el daño. Estas acciones restituyen el daño causado y deben surgir del diálogo, del acuerdo y de la toma de consciencia del daño ocasionado, no de una imposición externa, porque pierde carácter formativo.

Medidas formativas: Deben permitir que los estudiantes tomen conciencia de las consecuencias de sus actos. Para ser formativas las sanciones deben ser coherentes con la falta.

  • Servicio comunitario: Implica alguna actividad, en tiempo libre del estudiante, que beneficie a la comunidad educativa a la que pertenece. Esta actividad no puede ir en desmedro de la integridad y de los derechos del estudiante, además debe estar previamente aprobada y firmada por los padres del menor.
  • Servicio pedagógico: Contempla una acción en tiempo libre del estudiante, que asesorado por un docente, realiza actividades de tipo apoyo o ayudantía pedagógica.
  • Mediación escolar: es un procedimiento en el que una persona o un grupo de personas, ajenas al conflicto, ayudan a los involucrados a llegar a un acuerdo, sin establecer sanciones o culpables, sino buscando el acuerdo para restablecer la relación y reparación cuando sea necesaria.
  • El arbitraje: es guiado por un adulto, con atribuciones de la institución escolar, quien a través del diálogo, la escucha atenta y reflexiva de las oposiciones e intereses de los involucrados, indaga sobre una solución justa y formativa para ambas partes.
  • La negociación: se realiza entre las partes involucradas en un conflicto, sin intervención de terceros, para que los implicados entablen una comunicación en busca de una solución aceptable a sus diferencias, la que se explicita en un compromiso.

Medidas sancionadoras:

Suspensión: forma de castigo durante el cual el estudiante no puede asistir a clases. Durante este tiempo el alumno debe realizar guías académicas, siendo solicitadas y evaluadas al regreso de éste a clases. La medida, debidamente documentada, debe ser tomada por inspectoría general.

Expulsión: la expulsión de un estudiante debe ser entendida siempre como una medida extrema, pues compromete dos principios fundamentales: el derecho a recibir educación y la responsabilidad que asume cada unidad educativa con respecto a los alumnos que acoge. Estas medidas deben ser tomadas sólo cuando se hayan agotado otras opciones para manejar la situación. Estas medidas no deberían ser la primera sanción ante una trasgresión, sino después que el establecimiento educacional se haya convencido que otras medidas no funcionan. . Sin embargo, esta medida será tomada en el caso de que el estudiante involucrado/a realice acciones que atenten contra la seguridad física o sicológica de una o varias personas de la comunidad educativa.

Además será el mismo establecimiento educacional, en conjunto con Equipo Convivencia Escolar, que solicita el cambio de ambiente educativo del alumno, quien deberá buscarle matricula, antes de darlo de baja, informando sobre el nivel curricular del estudiante y plan remedial implementado.

Desde una perspectiva de igualdad y ética entre los establecimientos educacionales municipales, las escuelas y liceos que hagan efectivo el cambio de ambiente educativo de un estudiante, deberán tener la apertura para recibir un estudiante derivado de otro establecimiento.

Condicionalidad: La condicionalidad es aplicada cuando un alumno con faltas reiteradas de conducta tiene una nueva oportunidad de cambio. El apoderado debe firmar un compromiso de mejora de éstas conductas negativas. Esta condicionalidad deberá ser evaluada cada 3 meses por inspectoría y renovada en caso de no haberse producidos cambios. Dos años de condicionalidad son causal de solicitud de cambio de ambiente educativo.

Responsable: integrante de la comunidad educativa, llámese docente directivo o docente, que se hará cargo de cumplir con los procesos señalados en la tabla de criterios de gradualidad de la sanción.

PROCESO DE APELACIÓN A SUSPENSIÓN Y EXPULSIÓN

La persona sobre la cual se aplicará la medida de suspensión y/o expulsión tiene derecho a apelación, la cual debe ser efectuada en conjunto con su apoderado por medio de una carta y entrevista con Inspectora General, en caso de suspensión, y/o Director, en caso de expulsión.

Apelación de suspensión:

1.- El alumno puede solicitar disminución, anulación o cambio de la sanción, desde el primer momento que es notificado.

2.- Esta petición se debe realizar a inspectoría general, con el apoderado o tutor legal, donde es el menor y/o apoderado quien debe argumentar el porqué de lo solicitado.

3.- La inspectoría puede o no tomar en cuenta los argumentos del niño y la irreprochable conducta anterior y es él quien decide si la sanción continúa, se mantiene o cambia. A su vez también va a depender de los acuerdos que puedan tomar.

4.- El tiempo para responder a la petición es de 1 día, luego de entregada la sanción.

Apelación de expulsión:

1.- El alumno puede solicitar disminución, anulación o cambio de la sanción.

2.- Tienen 5 días hábiles para dirigirse al establecimiento educacional y solicitar su apelación.

3.- Esta petición se debe realizar a la dirección mediante una carta, quien lo dará a conocer al consejo de profesores, con el apoderado o tutor legal, donde es el menor quien debe argumentar el porqué de lo solicitado.

4.- La dirección junto con el consejo de profesores puede o no tomar en cuenta los argumentos del niño y la irreprochable conducta anterior y es el consejo de profesores quien resuelve la situación final del alumno.

5.- El tiempo para responder a la petición es de 7 días, luego de entregada la sanción.

6.- La familia tiene un plazo máximo de 5 días hábiles para poder apelar la medida, luego de ese plazo la escuela cerrará el caso.

NOTA: Todas las faltas que se considerarán leves seguirán siéndolo siempre y cuando no constituya reincidencia.

Las medidas remediales y sus consecuencias a aplicar para las faltas leves son las siguientes:

  • Utilización constante del refuerzo positivo.
  • Amonestación verbal: La aplica cualquier miembro de la Comunidad Escolar.
  • Dialogo personal con el alumno.
  • Citación y entrevista al apoderado: La realiza cualquier miembro del equipo directivo y personal docente. Se debe informar a Inspectores y Profesor(a) Jefe, dejando constancia en el Registro de Observaciones del Libro de Clases, como asimismo, la entrevista registrada y firmada por el apoderado.
  • Trabajo de reflexión y cambio de actitud ante la falta, previa Derivación a Orientación y/o Profesional (Psicólogo(a), Asistente Social).
  • Cuando la falta leve es reiterativa corresponderá una anotación negativa en la hoja de vida del alumno/a en el libro de clases. La aplica cualquier miembro del equipo directivo y personal docente. En la hora de orientación el profesor jefe establecerá conversaciones con los estudiantes donde se tratarán las anotaciones registradas y cómo poder superarlas en conjunto. Acentuando y evaluando con el conjunto la cantidad registrada.

Las medidas remediales y sus consecuencias a aplicar para las faltas graves son las siguientes:

  • Citación y entrevista al apoderado y evaluación de la falta, si es necesario: la aplica cualquier miembro del equipo directivo y personal docente. Se debe informar al Inspector(a), Orientador(a) y Profesor(a) Jefe, dejando constancia en el Registro de Observaciones del libro de clases como asimismo, la entrevista registrada y firmada con el apoderado.
  • Se hace derivación del estudiante con orientación o profesional sicólogo de la escuela o externo para generar cambios en la conducta del menor, lo cual tendrá una observación de 1 mes para observar los cambios que se puedan producir. Si no se producen cambios se sugerirá un cambio de ambiente.
  • Suspensión de clases por uno hasta tres días y citación del apoderado. La decide el Director o Inspector(a) General o por solicitud debidamente fundada de cualquier profesor de la Escuela. El hecho debe quedar consignado en el Registro de Observaciones del Alumno(a) Todo puesto en un respectivo informe.
  • Condicionalidad de matrícula. En caso de reincidencia de faltas, la condicionalidad será decidida y levantada por el Consejo de Profesores y/o Equipo de Gestión. La condicionalidad por dos años consecutivos será causal de la no continuidad de estudios en la Escuela. Sugiriéndose cambio de ambiente educativo.
  • Cuando el estudiante es notificado/a de la suspensión se le deriva inmediatamente, junto con su apoderado, con el profesional sicólogo/a con quien acuerdan una agenda de atención que comienza a ser efectiva a penas el menor se reintegre. El periodo de duración de las atenciones dependerá del caso.

Las medidas remediales y sus consecuencias a aplicar para las faltas gravísimas son las siguientes:

  • La condicionalidad en estos u otros casos será analizado en reunión del Equipo de Gestión y del Consejo de Profesores
  • El mantenimiento de la condicionalidad por dos años seguido será causal de cancelación de matrícula al final del año escolar.
  • Si el que comete una falta gravísima es alumno de cuarto medio, el consejo de profesores podrá aplicar sanciones tales como: suspensión de participar en actividades de licenciatura.
  • El alumno(a) y/o su apoderado podrá apelar sobre esta decisión a la Dirección del Colegio por escrito y personalmente, entregándosele una respuesta hasta dentro de 72 horas posteriores a la entrega de la apelación.
  • Cancelación de matrícula con debido informe de los acontecimientos.

Son consideradas también gravísimas:

  • Reiteración de faltas graves en más de dos oportunidades
  • Otras que la Dirección, Orientación o Inspectoría considere gravísimas, previa consulta al consejo de Profesores o Equipo de Gestión.
  • Infringir normas legales del Estado de Chile.

Los casos en los que los estudiantes presenten problemas de desorden anímico, disfuncionalidad familiar y/o problemas socio económicos deberán ser derivados a equipo de convivencia escolar para realizar apoyo y derivación.

Tabla de criterios de gradualidad de la sanción ante faltas cometidas por los distintos actores de la comunidad educativa. 

PROTOCOLOS DE ACTUACIÓN ANTE ACCIDENTES ESCOLARES

Se considera para fines del presente, el marco normativo y legal vigente en nuestro país (D.S. 313 Mayo 1973 y Ley 16.744 de accidentes del trabajo). Para estos efectos el Estado garantiza que se haga uso de un Seguro Escolar ante toda lesión que le produzca incapacidad - o incluso la muerte - entregando los beneficios correspondientes hasta la entera recuperación o mientras subsistan los síntomas de las secuelas causadas por el accidente.

Se exceptúan todos aquellos accidentes producido intencionalmente por la víctima, o los ocurridos por una fuerza mayor, que no tengan relación con los estudios o la práctica laboral. Corresponderá a la Secretaría Regional Ministerial de Salud resolver en primera instancia si el accidente reviste o no el carácter de escolar. (Ord. Nº17804 28/03/11 Superintendencia de Seguridad Social). De verificarse este carácter será el Ministerio de Salud el encargado de otorgar las prestaciones médicas y el Instituto de Seguridad Laboral aquél que otorgue las eventuales prestaciones económicas. Corresponderá a la Superintendencia de Seguridad Social fiscalizar la aplicación de este Seguro Escolar.

Procedimiento ante situaciones de ocurrencia de accidentes escolares.

En caso de ocurrir un accidente o incidente que revista el carácter de escolar este deberá ser denunciado por:

  • El director del establecimiento educacional,
  • El médico a quien corresponda conocer y tratar un accidente escolar, o
  • El propio accidentado (o quien lo represente), si el establecimiento no lo hace dentro de las 24 horas siguientes al accidente.

La denuncia deberá efectuarse en el Servicio de Salud correspondiente en un formulario denominado Declaración Individual de Accidente Escolar, emitido por el Instituto de Seguridad Laboral u otro documento similar aprobado por el respectivo servicio.

En caso de tratarse de un accidente de trayecto de ida o regreso del establecimiento educacional, este deberá ser acreditado mediante un parte de Carabineros de Chile.

Los accidentes escolares serán tratados mediante prestación médica consistente en atención médica, quirúrgica y/o dental gratuita en establecimientos externos o a domicilio entregada por el sistema público de salud. También se garantizarán hospitalizaciones, medicamentos y productos farmacéuticos, así como reembolsos médicos. Asimismo se garantiza la entrega de prótesis y aparatos ortopédicos (y su reparación), así como la rehabilitación física, la reeducación profesional y los gastos de traslado para el otorgamiento de estas prestaciones.

De ameritar la recepción de prestaciones económicas, estas consistirán en la entrega de una pensión permanente, temporal o cuota mortuoria según sea el caso.

Autorización ante Accidentes Escolares.

  • El establecimiento debe contar con autorización de todas y todos los apoderados(as) del Establecimiento, que los faculte para el traslado de estudiantes a Recintos de atención especializada, en caso de que estos o estas sufran un accidente escolar, y no puedan contar con la presencia inmediata del respectivo apoderado.
  • En caso que un apoderado se niegue a firmar dicha autorización, esto debe quedar registrado por Escrito.

Protocolo ante situaciones de ocurrencia de accidentes escolares

  • Ante un accidente o incidente escolar, el adulto que tome conocimiento de ello, informará a la Dirección del establecimiento para elaborar reporte e informar de inmediato al apoderado/a vía telefónica.
  • Considerando la evaluación preliminar, el alumno podrá volver a clases o ser retirado por su apoderado. De lo contrario, se solicitará la concurrencia de una ambulancia.
  • En caso de que el estudiante sufra un accidente menor, que no requiera traslado, igualmente debe ser informado a apoderado(a) vía telefónica y/o mediante comunicación.
  • En caso de derivación a recinto de atención médica, se elaborará la Declaración Individual de Accidente Escolar para que el o la estudiante sea trasladado/a a la unidad de salud más cercana.
  • Esta derivación solo puede ser realizada con la Declaración Individual de Accidente Escolar elaborada, firmada y con los timbres respectivos.
  • Si él o la apoderado/a, resolviese trasladar a su pupilo/a por sus propios medios debido a tardanza del vehículo de servicio de salud más cercano, tendrá que firmar constancia de esta decisión asumiendo plena responsabilidad ante posibles secuelas que ello conlleve. Además tendrá que dejar por escrito a que unidad de salud concurrirá.
  • El alumno será acompañado por un funcionario designado por el director del establecimiento al servicio público de salud correspondiente a la zona geográfica, quien - junto con entregar allí el formulario mencionado - deberá recabar la información médica necesaria para informar de forma inmediata la evolución del alumno al director del establecimiento, consignando el estado de salud del mismo.
  • Es importante indicar que en caso de comprobarse la participación y responsabilidad de un tercero en la lesión ésta no revestirá - para efectos del seguro escolar- el carácter de accidente escolar. No obstante lo anterior se seguirá el mismo protocolo de acción y el o los responsables de la lesión serán sancionados en conformidad a lo indicado en el manual de convivencia escolar.

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN ANTE ACCIDENTE DE ESTUDIANTE

PROTOCOLOS DE ACTUACIÓN ANTE SITUACIONES DE VIOLENCIA ESCOLAR

· Uso de la violencia como manera de resolver conflicto.

Una situación de violencia puede responder a un episodio aislado y, por lo tanto, no constituye un fenómeno de hostigamiento permanente conocido como bullying. También pueden producirse actos violentos en respuesta a una agresión o como mecanismo de autodefensa. Precisar estas distinciones ayuda a tomar decisiones pedagógicas más apropiadas y oportunas, por lo que es relevante establecer procedimientos claros ante estas situaciones.

Agresividad: Comportamiento defensivo natural.

Conflicto: Oposición o desacuerdo de intereses.

Violencia: Uso ilegítimo del poder o de la fuerza (física o psicológica)

  • AGRESIÓN ENTRE ESTUDIANTES COMO EVENTO AISLADO Y ÚNICO.

Cuando un estudiante, su apoderado u otro integrante de la comunidad educativa comunica o detecta un evento de agresión entre estudiantes como un hecho aislado, producto de algún conflicto o como forma de defensa ante una agresión, debe tener en cuenta el siguiente procedimiento:

1.- Informar de forma inmediata al Profesor Jefe, quien registra por escrito la denuncia realizada.

2.- El profesor jefe da a conocer el hecho al Encargado de Convivencia Escolar, quien escuchará el relato de los estudiantes involucrados en el hecho, aplicando las medidas indicadas en el Manual de convivencia escolar; en primera instancia se aplicarán las medidas formativas y reparatorias (mediación, arbitraje, diálogo formativo, entrevistas con apoderados), estableciendo el compromiso por parte de los estudiantes, de que este tipo de situaciones no volverán a ocurrir, y aplicará sanciones según lo especificado en la tabla de gradualidad de faltas.

3.- El encargado de convivencia escolar registrará las acciones realizadas, así como el seguimiento del caso, realizando un informe de cierre al término del periodo de seguimiento.


AGRESIÓN ENTRE ESTUDIANTES COMO EVENTO AISLADO

  • VIOLENCIA ESCOLAR ENTRE ESTUDIANTES. (LEY DE VIOLENCIA ESCOLAR 20.536).

El presente protocolo implementa la ley de Violencia Escolar, considerando lo estipulado en la Ley 20.536, de acuerdo a su realidad educativa. Este protocolo, recoge los criterios generales y principios planteados en la Política de Convivencia Escolar, y da las directrices a seguir en todo establecimiento frente a un posible caso de violencia escolar, en esta línea, busca regular, impedir y sancionar los casos no sólo de violencia física y psicológica que sucedan entre los miembros de la comunidad escolar, sino también toda forma de hostigamiento y de acoso que hoy se realiza por cualquier medio, ya sean virtuales o cibernéticos. Asimismo, regula la forma en que los colegios deben asumir este problema y establece sanciones para los establecimientos escolares, en los que acreditándose un hecho de violencia escolar, no hayan actuado con el rigor y la premura necesaria.

Todas esas acciones deben estar encaminadas a que los/las estudiantes entiendan, reflexionen y se apropien, es decir, hagan suyos los principios fundamentales de la convivencia entre personas y para que tomen conciencia que toda forma de violencia es algo indeseado socialmente y que la comunidad educativa expresamente rechaza. Para lo anterior es importante que los adultos (directivos, docentes, administrativos, auxiliares, apoderados) de la comunidad educativa actúen de modo semejante para que las y los estudiantes perciban y tengan conciencia que existe un mismo criterio para enfrentar los hechos de violencia.

Se entenderá por Violencia Escolar "(...) toda acción u omisión constitutiva de agresión u hostigamiento reiterado realizada fuera o dentro del establecimiento educacional por estudiantes que, en forma individual o colectiva, atenten en contra de otro estudiante, valiéndose para ello de una situación de superioridad o de indefensión del estudiante afectado, que provoque en este último, maltrato, humillación o fundado temor de verse expuesto a un mal de carácter grave, ya sea por medios tecnológicos o cualquier otro medio, tomando en cuenta su edad y condición" (artículo 16 B ley 20.536). Es importante tener en cuenta las siguientes consideraciones:

• Actuaciones con el estudiante agredido: actuaciones de apoyo y protección expresa e indirecta, estrategias de atención y apoyo de encargado de convivencia, orientador y/o equipos psicosociales de la escuela, personalización de la enseñanza.

• Actuaciones con el alumno o alumna agresor: aplicación de las medidas formativas, reparatorias y sanciones estipuladas en el Plan de Convivencia.

• Actuaciones con los compañeros y compañeras observadores: campañas de sensibilización, programas de habilidades de comunicación y empatía, programas de apoyo y/o mediación entre compañeros, que se realicen con todo el curso de los estudiantes involucrado. Este proceso debe estar a cargo del equipo de convivencia escolar del establecimiento.

• Actuaciones con las familias: orientaciones sobre cómo ayudar a sus hijos o hijas, sean víctimas o agresores, coordinación para una mayor comunicación sobre el proceso socioeducativo de sus hijos o hijas, información sobre posibles apoyos externos y seguimiento de los mismos, etc.

• Actuaciones con el profesorado: orientaciones sobre cómo manejar las clases durante el proceso y cómo hacer el seguimiento, orientaciones sobre indicadores de detección e intervención, programas de mediación, etc.

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN FRENTE A CASOS DE VIOLENCIA ESCOLAR

Ante sospecha de cualquier situación de violencia escolar, este protocolo debe activarse de manera inmediata.

1. Detección de violencia escolar: cualquier integrante de la comunidad educativa que tome conocimiento de que algún estudiante está siendo actor o víctima de violencia escolar deberá denunciar este hecho al Encargado de Convivencia del colegio, profesor o integrante del Equipo Directivo.

2. Derivación al Encargado de Convivencia: todo funcionario del establecimiento está obligado a informar la situación denunciada al Director/Encargado de Convivencia del colegio por escrito mediante formato previamente establecido.

3. Revisión de antecedentes: es el encargado de convivencia quien evaluará si la situación denunciada constituye un hecho de violencia escolar, teniendo presente el concepto legal antes expuesto en este documento. De corresponder a una situación de violencia escolar se continuará con el protocolo.

Victimización primaria, se refiere al daño (físico, psicológico, económico y/o social) que es consecuencia directa de la vulneración de la cual es víctima una persona, sea víctima directa o indirecta.

Victimización secundaria (o maltrato institucional), se refiere al daño causado a partir de una mala o nula respuesta institucional hacia la víctima, lo cual implica que el sufrimiento causado a raíz de la vulneración (victimización primaria) se encrudezca por la falta de asistencia en el entorno de la víctima, generando sentimientos de frustración y angustia. Esto limita el proceso de reparación de la víctima.

4. Entrevista al alumno o alumnos agredidos: El Encargado de Convivencia entrevistará a los alumnos agredidos, cotejando testimonios y coherencia del relato. En atención a su capacidad formativa y dominio en la temática, apreciará el funcionamiento integral del estudiante y su posible necesidad de apoyo específico (ej. apoyo psicológico, medida de protección, etc.). Es importante recalcar la necesidad de evitar la victimización secundaria del estudiante acosado.


Victimización primaria, se refiere al daño (físico, psicológico, económico y/o social) que es consecuencia directa de la vulneración de la cual es víctima una persona, sea víctima directa o indirecta.

Victimización secundaria (o maltrato institucional), se refiere al daño causado a partir de una mala o nula respuesta institucional hacia la víctima, lo cual implica que el sufrimiento causado a raíz de la vulneración (victimización primaria) se encrudezca por la falta de asistencia en el entorno de la víctima, generando sentimientos de frustración y angustia. Esto limita el proceso de reparación de la víctima.

5. Identificación de espacios donde se realizaría el maltrato: esta etapa busca complementar los antecedentes de la situación denunciada y adoptar medidas preventivas en pro de la seguridad escolar.

6. Entrevista al alumno agresor o agresores: el Encargado de Convivencia entrevistará a los alumnos agresores, cotejando testimonios y coherencia del relato. En atención a su capacidad formativa y dominio en la temática, apreciará el funcionamiento integral del estudiante y su posible necesidad de apoyo específico (ej. apoyo psicológico, medida de protección, etc.)

7. Entrevistas individuales a apoderados de alumnos agredidos: el Encargado de Convivencia se reunirá las veces necesarias con los apoderados, con la finalidad de dar cuenta de la situación en la que se encuentran involucrados sus estudiantes, investigar antecedentes relevantes y comunicar las medidas disciplinarias y formativas adoptadas.

8. Entrevistas individuales a apoderados de alumnos agresores: el Encargado de Convivencia se reunirá las veces necesarias con los apoderados, con la finalidad de dar cuenta de la situación en la que se encuentran involucrados sus estudiantes, investigar antecedentes relevantes y comunicar las medidas disciplinarias y formativas adoptadas.

9. Medidas disciplinarias/formativas: aplicándose las medidas formativas, reparatorias y sancionadoras correspondientes a lo establecido en este manual, considerando la gradualidad de la falta.

10. Denuncia: independientemente de la aplicación de las medidas antes señaladas en el Manual de Convivencia Escolar, el establecimiento educacional deberá realizar la denuncia del caso de bullying a Fiscalía, Carabineros de Chile o PDI, para dar cumplimiento al art. 175 letra e) y 176 del Código procesal penal sobre Obligatoriedad de denuncia.

OBLIGATORIEDAD DE DENUNCIA. Art. 175 letra e) Los directores, inspectores y profesores de establecimientos educacionales de todo nivel, los delitos que afectaren a los alumnos o que hubieren tenido lugar en el establecimiento.

Inclusive, la denuncia puede ser realizada por cualquier persona que presencie el acto de violencia: asistentes de la educación, padres y apoderados. (art. 16b ley 20.536)

Art 176: Plazo para efectuar la denuncia. Las personas indicadas en el artículo anterior deberán hacer la denuncia dentro de las veinticuatro horas siguientes al momento en que tomaren conocimiento del hecho criminal.

11. Entrevistas de seguimiento de medidas: en atención al carácter formativo de las medidas disciplinarias, el Encargado de Convivencia velará por su cumplimiento.

A fin de año se elevarán informes por escrito ante los casos de violencia reiterativa.

Se harán intervenciones con los cursos en los cuales se han presentado episodios de violencia de alumnos/as.

  • MALTRATO, VIOLENCIA O AGRESIÓN POR PARTE DE UN ADULTO (PROFESOR/ASISTENTE DE LA EDUCACIÓN) HACIA UN ESTUDIANTES

Artículo 16 D de la Ley de Violencia Escolar. Revestirá especial gravedad cualquier tipo de violencia física o psicológica, cometida por cualquier medio en contra de un estudiante integrante de la comunidad educativa, realizada por quien detente una posición de autoridad, sea director, profesor, asistente de la educación u otro, así como también la ejercida por parte de un adulto de la comunidad educativa en contra de un estudiante. Los padres, madres, apoderados, profesionales y asistentes de la educación, así como los equipos docentes y directivos de los establecimientos educacionales, deberán informar las situaciones de violencia física o psicológica, agresión u hostigamiento que afecten a un estudiante miembro de la comunidad educativa de las cuales tomen conocimiento, todo ello conforme al reglamento interno del establecimiento.

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN

1.- Cualquier funcionario o integrante de la Comunidad Escolar que tome conocimiento de maltrato FÍSICO O PSICOLÓGICO de un adulto contra un estudiante del establecimiento, informará de inmediato al Director, quien tomará acta del relato firmada por el denunciante.

2.- El Director comunicará la situación al denunciado/a, con la finalidad que tome conocimiento del procedimiento que seguirá el establecimiento de acuerdo a la ley de violencia escolar, dejando constancia del debido proceso y su derecho a defensa.

3.- El Director comunicará el suceso mediante copia de la denuncia al profesor encargado de Convivencia Escolar, Orientador y al Consejo Escolar.

4.- El profesor Encargado de Convivencia Escolar/Orientador, hará de inmediato una intervención con él o la estudiante afectado/a solicitando apoyo psicológico para iniciar un proceso reparatorio.

5.- El Director INFORMARÁ mediante oficio adjuntando una copia de la denuncia al Jefe de Educación Municipal, y una copia al Equipo de Convivencia Escolar del DEM.

6.- El profesor Encargado de Convivencia, vía telefónica citará con carácter de urgencia al apoderado o representante del estudiante agredido, con la finalidad de informarle del suceso.

7.-Si el agresor o agresora fuera un funcionario del Establecimiento el Director solicitará entrevista con el Equipo de Convivencia escolar del DEM y a la vez con el Jefe del Departamento de Educación Municipal, con la finalidad de concordar el procedimiento administrativo aplicado al agresor/a, o en su efecto el procedimiento judicial.

8.-Denuncia: independientemente de la aplicación de las medidas antes señaladas en el Manual de Convivencia Escolar, el establecimiento educacional deberá realizar la denuncia del caso de agresión a Fiscalía, Carabineros de Chile o PDI, para dar cumplimiento al art. 175, letra e) y 176 del Código procesal penal sobre Obligatoriedad de denuncia.

  • MALTRATO, VIOLENCIA O AGRESIÓN ENTRE ADULTOS DEL ESTABLECIMIENTO ESCOLAR (PROFESORES/PROFESOR - APODERADOS/DIRECTIVOS -PROFESORES/ENTRE APODERADOS)

Tanto en la valoración del comportamiento como en las actuaciones a seguir, se deberá tener en cuenta las circunstancias del momento de los hechos y las características personales, familiares o laborales de la persona implicada. Las actuaciones deberán de tener un carácter conciliador, además de garantizar el respeto a los derechos de la persona y procurar la mejora de las relaciones de todos los miembros de la comunidad educativa.

El siguiente protocolo podrá ser aplicado cuando cualquier miembro adulto de la comunidad educativa sea causante o se vea afectado gravemente por alguna de las siguientes conductas: violencia física (agresiones físicas, lesiones, malos tratos de obra...) violencia verbal (insultos, injurias...) violencia psicológica (conductas intimidatorias, vejatorias, chantaje, coacción, amenazas...), violencia social (rechazo, aislamiento...), vandalismo (destrucción, deterioro, hurto o robo de las pertenencias de la víctima...), en el recinto escolar o durante la realización de actividades complementarias y extraescolares, incluyendo medios cibernéticos y redes sociales.

Los estudiantes mayores de 18 años también son considerados como adultos en situaciones de violencia puesto que ante la ley ellos deben responder por sus actos.

PROTOCOLO DE ACTUACIÓN

FASE I.- Detección y control de la situación ante una situación de violencia flagrante.

1.- Comunicación e información al equipo directivo, por parte de cualquier persona que presencie o tenga conocimiento del hecho; esta información deberá registrarse por escrito.

2.- Medidas de urgencia provisionales donde el equipo directivo contactará a PDI, Carabineros, SAMU, ante un hecho flagrante de violencia.

3.- Comunicación de conflicto a las instancias correspondientes, si el Director estima que se trata de faltas graves o muy graves y/o constitutivas de delito informará al DEM.

FASE II.- Valoración y apertura del proceso ante una presunta situación de violencia.

4.- Entrevista con los afectados y recogida de información a cargo del equipo directivo. Este puede ser acompañado del Encargado de Convivencia y, si es necesario, psicólogo y/o trabajador social. El equipo directivo, como primera medida, entrevistará, con carácter individual, a las personas que hubieran tomado parte en los hechos. En esta primera entrevista formal se procurará también aliviar tensiones y reflexionar sobre lo sucedido, explicándoles los pasos que se van a dar y las posibles consecuencias. A continuación, el equipo directivo recogerá cuanta información considere oportuna para la determinación y comprobación de los hechos y el esclarecimiento de responsabilidades susceptibles de sanción. Se podrá recabar la información necesaria utilizando diversas fuentes (orientación, otros profesionales o miembros de la comunidad educativa...).

5.- Valoración del conflicto. A cargo del Director y Encargado de convivencia escolar

*Si la conducta no se considera un conflicto grave con violencia. Se sugiere a los afectados, instancias de resolución pacífica de conflictos (mediación escolar, arbitraje). Se deben acordar medidas reparatorias por parte de la persona que agrede hacia la persona agredida. Esta situación debe ser dada a conocer en Consejo escolar, como un modo de generar reflexión y análisis de los sucesos.

*Si la conducta se considera un conflicto grave con violencia (según lo descrito) se continúa con el paso 6.

6.- Notificación y reflexión. A cargo del Director, pudiendo solicitar apoyo a Encargado de Convivencia u otros profesionales. Se le notificará a la persona agresora sobre la posible responsabilidad contraída, en su caso, y explicarán, además, las actuaciones que pueden llevarse a cabo dentro de las medidas externas al establecimiento educacional. Se notificará también a la persona agredida, informándole de su derecho a tomar las medidas judiciales que estime pertinentes. En este acto se propiciará la reflexión con el fin de mejorar la comunicación, el análisis del conflicto y el auto-concepto, se deberá buscar la colaboración por medio de la comprensión y el acuerdo, tratando de llegar a la reconciliación y reparación del daño. Se pueden desarrollar medidas de resolución pacífica de conflictos. Es conveniente que esta entrevista conste por escrito, se recojan las observaciones del entrevistado y sea firmada por los asistentes. Si, formalmente citados los anteriores, no compareciesen a la entrevista, se levantará un acta de incomparecencia, documento que les será remitido por cualquier medio que permita tener constancia de su recepción junto con una comunicación de la gravedad de los hechos, las circunstancias agravantes o atenuantes que pudieran haber concurrido, las posibles actuaciones de la escuela y la referencia legal correspondiente.

7.- Conciliación. A cargo del Director, pudiendo solicitar apoyo a Encargado de Convivencia u otros profesionales. El director o persona en quien delegue podrán convocar, por escrito, a los implicados a un acto de conciliación, para intentar llegar a un acuerdo entre los anteriormente citados y la escuela. El director, al concluir el acto, levantará un acta positiva o negativa en la que firmarán todos.

8.- Adopción de las medidas acordadas entre las partes, estipulando seguimiento y responsable de este.

9.- Informe a Jefe DEM y Equipo de Convivencia Escolar DEM

*El DEM iniciará un procedimiento de carácter sancionador a los trabajadores que hubieran incurrido en falta grave o muy grave. 

  • MALTRATO, VIOLENCIA O AGRESIÓN DE ESTUDIANTES A MIEMBROS ADULTOS DEL ESTABLECIMIENTO
  • En caso de agresiones físicas de alumnos a profesionales de equipo docente y directivo, asistentes de la educación u otro miembro adulto del establecimiento, estos, deberán constatar lesiones en el centro de salud correspondiente y realizar la respectiva denuncia a carabineros, PDI u otro organismo, de manera tal, que sea la justicia ordinaria la que investigue los hechos denunciados. Si la persona no quisiese realizar la denuncia de los hechos, debe dejar por escrito esta decisión.
  • Para estos efectos será importante tener en consideración la edad de los estudiantes y la responsabilidad penal de los mismos en relación a la Ley Penal Adolescente y las implicancias de ello.
  • El Encargado de Convivencia Escolar registra por escrito la situación, informa al Director para que este dé a conocer al apoderado del estudiante los hechos, procedimientos y posibles resultados; el Encargado de Convivencia Escolar realiza un seguimiento del proceso.
  • En el caso de agresiones verbales, el Director y/o Encargado de convivencia Escolar aplicarán las medidas establecidas en el Manual de Convivencia escolar.
  • Implementar consejo de disciplina para aplicar en los casos de mayor gravedad.

· SEGUIMIENTO DE LOS PROCEDIMIENTOS ACORDADOS Y SANCIONES.

La situación deberá ser monitoreada de manera de evaluar el cumplimiento y resultados de las medidas aplicadas. En caso de ser efectivas, se deberá registrar en el expediente del caso esta situación, señalando los cambios presentados por el o los alumnos. Por el contrario, si las medidas formativas, pedagógicas y disciplinarias no han sido efectivas, es necesario evaluar y considerar la aplicación de otras medidas.  

PROTOCOLOS DE ACTUACIÓN ANTE DETECCIÓN Y DENUNCIA DE CASOS DE VULNERACIÓN DE DERECHOS DE LA INFANCIA Y ADOLESCENCIA.

Entenderemos maltrato infantil como toda aquella acción u omisión no accidental que provoque daño físico o psicológico por parte de sus padres o cuidadores. (Guía para la detección y denuncias de casos, de vulneración de derechos de la infancia y adolescencia, Worldvision chile, febrero 2012)

UNICEF define como víctimas de maltrato y abandono a aquellos niños, niñas y adolescentes de hasta 18 años que "sufren ocasional o habitualmente actos de violencia física, sexual o emocional, sea en el grupo familiar o en las instituciones sociales".(Maltrato infantil en chile, Estudio UNICEF 2000)

Existen varios tipos de maltrato infantil dentro de los cuales podemos mencionar:

Maltrato físico: toda agresión que puede o no tener como resultado una lesión física, producto de un castigo único o repetido, con magnitudes y características variables.

Maltrato emocional: el hostigamiento verbal habitual por medio de insultos, críticas, descréditos, ridiculizaciones, así como la indiferencia y el rechazo explícito o implícito hacia el niño, niña o adolescente.

También se incluye el rechazo, el aislamiento, aterrorizar a los niños o niñas, ignorarlos y corromperlos.

Abandono y negligencia: se refiere a la falta de protección y cuidado mínimo por parte de quienes tienen el deber de hacerlo y las condiciones para ello. Existe negligencia cuando los responsables de cubrir las necesidades básicas de los niños no lo hacen.

Abuso sexual: es toda forma de actividad sexual entre un adulto y un niño, niña o adolescente. Incluye la explotación sexual.

Señales del maltrato físico.

Signos físicos en el niño:

  • Lesiones en la piel (magulladuras o moretones, señales de mordeduras humanas y quemaduras.
  • Fracturas en distintas fases de cicatrización.
  • Heridas o raspaduras.
  • Heridas sobre infectadas.
  • Hemorragia en la retina.
  • Lesiones Abdominales.

Comportamiento del niño:

  • Cauteloso en contacto físico con adultos.
  • Se muestra aprensivo cuando otros niños lloran.
  • Manifiesta conductas extremas (agresividad o rechazo).
  • Parece tener miedo de sus padres o de volver a su casa.
  • Informa que su padre o madre le ha causado alguna lesión.
  • Trastorno del sueño o de alimentación.

Señales de maltrato Emocional o psicológico:

Signos físicos en el niño:

  • Retraso en el desarrollo físico (baja de peso y en la talla)
  • Trastorno de en las funciones relacionadas con la alimentación, sueño y regulación de esfínteres.

Comportamiento del niño:

  • Parece excesivamente complaciente o muy agresivo.
  • Muestra conductas extremadamente adaptativas adultas (como ejercer un papel de padre) o conductas demasiado infantiles (chuparse el dedo, orinarse, etc)
  • Intentos de suicidio.
  • Extrema falta de confianza en sí mismos.
  • Exagerada necesidad de ganar o sobresalir.
  • Demandas excesivas de atención.
  • Mucha agresividad o pasividad frente a otros niños.

Señales de negligencia o abandono.

Signos físicos en el niño:

  • Se le ve constantemente sucio, hambriento o inapropiadamente vestidos.
  • Sufre repetidos accidentes domésticos por el descuido de sus padres.
  • El niño pasa largos periodos del día sin cuidados ni vigilancia de un adulto.
  • Presenta problemas físicos o necesidades médicas no atendidas o ausencia de control médico rutinario.
  • Inasistencia repetida y no injustificada en la escuela.

Comportamiento del niño:

  • Raras veces asiste a la escuela.
  • Se suele quedar dormido en clases.
  • Muestra cansancio o apatía permanentes.
  • Llega temprano a la escuela y se va muy tarde.
  • Dice que no hay nadie que la cuide.

Señales de Abuso Sexual.

Signos claves de Abuso sexual:

  • Dificultad para caminar o sentarse.
  • Enuresis o encopresis.
  • Ropa interior rasgada o ensangrentada.
  • Genitales o ano hinchado, dilatado o enrojecido.
  • Presencia se semen en los genitales, boca o ropa.
  • Enfermedades de transmisión sexual.

Señales conductuales de abuso y/o maltrato:

  • Lenguaje y comportamiento que muestran manejo y conocimiento detallado y específico con relación a conductas sexuales de los adultos.
  • Interés excesivo hacia temas sexuales.
  • Actitud seductora y/o erotizada.
  • Masturbación persistente y repetida que a pesar de la intervención de un adulto no se detiene.
  • Agresión sexual hacia otros niños y niñas.
  • Penetración con dedos o introducción de objetos en vagina o ano.

Signos que pueden indicar la presencia de abuso sexual, aun cuando el niño o joven no realice la develación:

En la edad preescolar:

  • Llanto excesivo, sin razón aparente y conducta irritable o agitación extrema en lactantes.
  • Regresión a alguna fase anterior del desarrollo (enuresis, encopresis, succión del pulgar, utilización del tono de voz o lenguaje de las guaguas).
  • Miedos excesivos (a la oscuridad, a quedarse con determinadas personas, a los momentos de soledad, etc).
  • Juegos sexuales repetitivos con juguetes, compañeros o mascotas.
  • Los trastornos del sueño, incluyendo pesadillas, miedo a irse a la cama, miedo a estar solo en el dormitorio. La dependencia excesiva, especialmente con respecto a ciertos adultos y en respuesta a otros.

Indicadores en la edad escolar:

  • Problemas escolares, incluyendo fobias escolares.
  • Ausencias frecuentes.
  • Miedo a volver a casa después del colegio.
  • Cambios notorios en el rendimiento escolar.
  • Cuantiosos temas de violencia en los dibujos o trabajos escolares.
  • Distanciamiento de los compañeros.
  • Desarrollo de relaciones de amistad inadecuadas para la edad, especialmente con niños más pequeños que pueden ser controlados.
  • Distorsiones de la imagen corporal y problemas relacionados, como miedo a ducharse después de educación física, temor a que otros la/a vean desnudo/a, ponerse mucha ropa para ocultar el cuerpo.
  • Conocimientos sexuales avanzados.
  • Cambios excesivos de humor.
  • Expresión inadecuada de la rabia o angustia extrema.
  • Depresión e ideas o intentos de suicidio.
  • Inicio súbito de enuresis.
  • Trastornos alimentarios, incluyendo bulimia, anorexia o ingestión compulsiva de comida.
  • Comportamientos sexualmente manifiestos hacia los adultos, como intentar coquetear y realizar insinuaciones de tipo sexual.
  • Simulación de actividad sexual sofisticada con niños más pequeños.
  • Juegos sexuales, conductas sexuales abusivas sobre otros niños.
  • Terror a ser rechazado.
  • Actitud de duda, desconfianza y sospecha y sentimientos de culpa.

Indicadores en la adolescencia:

  • Merma importante en su autoconfianza y autoestima.
  • Malas relaciones con los compañeros.
  • Tendencia a escaparse mucho del colegio o fugarse del hogar.
  • Pasar mucho tiempo en la calle.
  • Trastornos del sueño, incluyendo pesadillas, inquietud al dormir, sueño excesivo.
  • Problemas escolares, incluyendo modificaciones importantes en el rendimiento académico y ausencias excesivas de la escuela.
  • Retraimiento y aislamiento de amigos o compañeros.
  • Consumo de drogas o alcohol.
  • Automutilación, incluyendo tatuajes, quemaduras o cortes en el cuerpo (que con frecuencia son practicadas para 'liberar' un dolor interno).
  • Múltiples contactos sexuales.
  • Comportamiento promiscuo.
  • Prostitución, depresión, ansiedad y/o irritabilidad excesiva, ideas obsesivas, sentimientos displacenteros recurrentes, ideación, conductas o intentos suicidas.
  • Conducta antisocial.

Lo que nunca hay que hacer ante una situación de abuso

  • Confrontación del niño, niña o adolescente para corroborar la versión.
  • Culpar al niño del abuso.
  • Negar que el abuso ha ocurrido.
  • Expresar angustia o alarma por el niño o agresor.
  • Tratar al niño/a de forma diferente.
  • Sobreprotegerlo/a.

Ante una revelación espontánea de la niña o adolescente u otro integrante de la comunidad educativa:

  • Escuchar y acoger el relato (es necesario que el relato se haga una vez y delante de una sola persona, evitando victimización secundaria)
  • Conversar con el niño/a o adolescente en un lugar privado.
  • No poner en duda el relato, crea lo que le dice y hágaselo saber.
  • No culpabilizar al niño, niña o adolescente del delito.
  • Plantear al niño, niña o adolescente la necesidad de tomar medidas para que esta situación se detenga.
  • Hágale saber lo importante que es no guardar el secreto y que necesita de otras personas para ayudarlo/a.
  • Se le debe brindar protección y apoyo durante todo el proceso
  • Es sumamente importante resguardar la confidencialidad respecto a antecedentes personales de la familia y niño/a, adolescente involucrados/as.

PROTOCOLO DE RETENCIÓN EN EL SISTEMA ESCOLAR DE ESTUDIANTES EMBARAZADAS, MADRES Y PADRES ADOLESCENTES.

  • Toda estudiante embarazada o padre adolescente, en lo posible con sus padres y/o apoderados, deberá informar sobre el embarazo a la Encargada de convivencia escolar u orientador (a) de su establecimiento, quien informará a la Evaluador(a) tan pronto un especialista haya confirmado la condición.
  • Una vez informada la situación, el encargado de convivencia/orientador deberá realizar una entrevista con la/el estudiante y su padre, madre y/o apoderado. El profesional informará sobre los derechos y deberes de la/el estudiante, así como información acerca de las redes de apoyo disponibles. Éstos deberán firmar un compromiso de acompañamiento al adolescente, que señale su consentimiento para que el /la alumno/a asista a los controles, exámenes médicos y otras instancias que demanden atención de salud, cuidado del embarazo y del hijo/a nacido, que implique la ausencia parcial o total del/la estudiante durante la jornada de clases.
  • Respecto del sistema de evaluación
  • La estudiante y su apoderado(a) deberán asistir a la oficina de Evaluación/Jefe UTP para analizar su situación académica y acordar el procedimiento más pertinente para el periodo gestacional de la joven. Se brindará apoyo mediante un sistema de tutorías donde un docente será el encargado de supervisar su realización.
  • Se establecerá un sistema de evaluación que puede surgir como alternativa, en tanto la situación de embarazo o de maternidad/paternidad le impida asistir regularmente a clases.
  • Las alumnas en estado de embarazo deberán asistir a las clases de Educación Física en forma regular, siguiendo las orientaciones del médico tratante, sin perjuicio de ser evaluadas en forma diferencial en los casos en que por razones de salud así procediera.
  • Respecto de la asistencia a clases
  • En el caso que la estudiante embarazada tenga una asistencia a clases igual o menor a un 66% durante el año escolar, el Director del establecimiento, en acuerdo con el Consejo de Profesores podrán autorizar su promoción en casos debidamente justificados. Lo anterior en conformidad con las normas establecidas en los Decretos Exentos de Educación Nºs 511 de 1997, 112 y 158 de 1999 y 83 de 2001 o los que se dictaren en su reemplazo.
  • Las alumnas tendrán autorización para asistir a control con matrona, médico tratante, dentista, psicólogo u otro profesional previa presentación de carné de salud o certificado de atención emitido por el especialista.
  • Los padres adolescentes tendrán autorización para acompañar a sus parejas a control con matrona, médico tratante, dentista, psicólogo u otro profesional previa presentación de carné de salud o certificado de atención emitido por el especialista.
  • Las alumnas embarazadas tendrán derecho a asistir al servicio higiénico cuantas veces lo requieran, sin tener que reprimirse por ello, previniendo el riesgo de producir una infección urinaria (primera causa de síntoma de aborto).
  • El colegio facilitará los espacios que las alumnas requieran durante los recreos, para así evitar posibles accidentes.
  • El establecimiento entregará las facilidades para las compatibilizar su condición de madre y estudiante durante periodo de lactancia, para ello se permitirá la salida de la madre en horario predeterminado para acudir a su hogar o sala cuna por un máximo de una hora de su jornada diaria de clase, sin considerar el tiempo de traslado. Este horario deberá ser comunicado formalmente a la dirección del establecimiento durante la primera semana de ingreso posterior al parto. El establecimiento debe habilitar un espacio como sala de lactancia, en caso de que la estudiante madre requiera amamantar a su hijo.
  • Toda situación de salud que requiera reposo durante el embarazo deberá ser justificada en Inspectoría por el apoderado mediante certificado médico.
  • Si las condiciones de salud de la estudiante embarazada requieren licencia médica durante el periodo de clases, su apoderado (a) deberá informar al encargado de convivencia escolar y recibir de parte de la Evaluadora un Calendario de Evaluaciones y/o trabajos que la joven deberá cumplir en los plazos que se establezcan. En esta calendarización se le facilitará en lo posible la realización de trabajos en su hogar y deberá asistir en días y horarios definidos a realizar un mínimo evaluaciones.
  • Cuando el hijo/a menor de un año, presente alguna enfermedad que necesite de su cuidado especifico, según conste en un certificado emitido por el médico tratante, el establecimiento dará, tanto a la madre como al padre adolescente, las facilidades pertinentes.
  • La estudiante tiene derecho a adaptar el uniforme escolar a su condición de embarazo.

PROTOCOLOS DE ACTUACIÓN BASADO EN LEY DE DROGAS N° 20.000

Deberes Establecimiento educacional:

  • Estar informado acerca del marco normativo y legal vigente: la Ley de Drogas N° 20.000.
  • Siempre es necesario proceder resguardando el principio de inocencia.
  • Se deben garantizar los derechos de los estudiantes que se pueden ver involucrados.
  • Actuar eficazmente: frente a casos flagrantes, recurrir lo antes posible a la unidad policial más cercana, o bien, frente a sospechas de microtráfico, entregar los antecedentes al fiscal del Ministerio Público o a las policías de la comuna, quienes realizaran las investigaciones del caso.
  • Coordinarse permanentemente con la red de apoyo local: municipalidad, OPD (Sename), programa de SENDA en la comuna, Fiscalía, Carabineros y Policía de Investigaciones.

Protocolo ante Detección/ Preocupación por posible Consumo:

  • Acogida Inicial y recopilación de información: Definición de la persona encargada de realizar la primera entrevista (encargada de convivencia escolar/orientador) para la reunión de antecedentes personales, escolares y familiares del caso, que permitan la construcción de informe y derivación de la estudiante.
  • Poner en conocimiento al Director del Establecimiento
  • Poner en conocimiento a la familia; mediante entrevista formal con padres y/o apoderados. Se entregará información sobre redes de apoyo o sobre la institución derivada en los casos que lo requieran.

*Si los padres se oponen a la derivación, será responsabilidad de ellos realizar las diligencias necesarias para que el estudiante tenga atención psicosocial antes de 15 días, presentando los documentos de atención médica correspondientes a la orientadora, de lo contrario se interpondrá "Medida de Protección" .

  • Definición de Institución o red de apoyo a donde de acudirá: En caso que sea pertinente, se evaluará la necesidad de solicitar apoyo profesional externo. Considerándose en primer lugar el apoyo de SENDA Previene Ovalle, atención de profesionales de Consultorios y/o Centros de Salud Familiar más cercanos, con los cuales la escuela tenga una coordinación permanente.
  • Instancia de evaluación y seguimiento del caso: Encargado/a de Convivencia Escolar u orientador/a.